Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Hostelería  Formación De Nuevos Emprendedores.

Maridaje del jamón con vino

24 Abril 2016 , Escrito por Abraham Pineda Etiquetado en #Maridajes de Alimentos y Vinos, #Jamón iberico, #Cerdo iberico, #Hostelería y Restauración, #Abraham Pineda Morales

Maridaje del jamón; el maridaje natural. •Maridaje es el arte de combinar vinos con alimentos.

En este caso se trata de combinar el jamón con el vino de manera que podamos sacar el máximo rendimiento a nuestros sentidos.

La máxima fundamental del maridaje la vamos a respetar siempre:

Si le sugieren tal vino para tal jamón y a usted le gusta otro tipo de vino, tome el jamón con el vino de su preferencia.

Cerdo Iberico
Cerdo Iberico

Maridaje del jamón de cerdo ibérico.

El jamón ibérico tiene un sabor profundo, adulzado por el tocino infiltrado en el magro de la carne.

A estos jamones les va muy bien un tinto de crianza, es decir un vino tinto que tenga los aromas afinados y una buena estructura pero que no llegue a camuflar el sabor del jamón ibérico que estamos degustando.

Jamón selección
Jamón selección

En el sur, el maridaje entre manzanillas y finos con jamón de Jabugo es una realidad.

Los vinos finos son más punzantes que los demás, por lo que este maridaje resulta perfecto, siempre que el fino o la manzanilla sean muy frescos y se sirvan a la temperatura adecuada.

De ninguna manera en Andalucía, se marida el jamón ibérico con vinos potentes de Málaga, soleras u olorosos.

En Huelva, es fácil que se combine el jamón de esta Denominación de Origen con vinos tan marineros como los del Condado de Huelva. Por su frescura, respetan el profundo sabor de los jamones de la zona.

Los vinos de crianza de la rioja o la Ribera del Duero combinan perfectamente con una robusta pata de jamón ibérico.

Algo más duros, los vinos de La Ribera del Guadiana pueden venirle bien a un jamón de Monasterio, de Fregenal de la Sierra, de Azuaga o de Jerez de los Caballeros.

Cerdo blanco
Cerdo blanco

Maridaje del jamón de cerdo blanco.

Los jamones blancos pueden ser muy buenos jamones.

Todo depende del esmero puesto en su elaboración y de la vida que haya llevado el cerdo (su alimentación, el ejercicio).

Si el jamón blanco está bien hecho su sabor nos resultará más dulce que el jamón ibérico y de una potencia aromática menor.

Por esta razón, el jamón blanco combina muy bien con vinos blancos secos y vinos tintos jóvenes.

Estos vinos no van a cubrir los aromas del jamón blanco. Por el contrario, los vinos tintos de crianza y superiores no conseguirían otra cosa que enmascarar sus sabores y aromas.

Un blanco seco del Penedès iría muy bien a unas lonchas de jamón blanco de Teruel o de Trevélez.

En algunos lugares de Cataluña se alterna con jamón blanco y cava. Esta combinación resulta de muy buen gusto, alegre y refrescante.

Lo que nunca debemos hacer...

Lo que nunca debemos hacer es estropear una costosa ración de jamón ibérico con una cerveza o un vino de medio pelo.

Hacerlo significaría perder una importante proporción de aromas y sabores que provienen del largo proceso de elaboración de un auténtico jamón ibérico de bellota.

Los refrescos maridan perfectamente con un jamón de corte, envasado al vacío y del más dudoso origen, pero nunca con una buena paletilla o un jamón de verdad, sea de raza blanca o ibérica.

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post